Por: Federico Di Paolo & Martín Butera

El 25 de marzo fue el día elegido para la Gran re-vuelta de Marcelo "Cuino" Scornik a Radio Atómika. Pasadas las 18horas llegó el charter salmónico a la República de San Martín, con Cuino llegaban Jade (musa inspiradora) y Pablo, mano derecha del poeta de la zurda.
A lo largo de 3horas y 20 de programa el Cuino habló con amigos, porque para enemigos hay un montón de gente. Luego de comenzar con un minuto de silencio a la recordatoria del 24 de marzo de 1976, Marcelo atendió a Susana, a los garcas del campo argentino y dió su visión sobre la realidad argenta...

Y empezaron a desfilar amigos, primero fue Tito Losavio, productor musical muy reconocido. Más adelante Juanjo Novaira, el Cuino de la balada (creador de letras como "Amame en camara lenta" o "Que ironía"), habló con el hermano salmón sobre el trabajo del creador de letras musicales. Pipo Cipolatti sorprendió al aire y desplegó su verba personal. A las 20.30hs compartimos una charla entre amigos con la señora, señorita Hilda Lizarazu.

El programa tuvo un segmento dedicado a las drogas y su despenalización, para ello Cuino habló con "el boga del rock", Dr Joe Stefagnuolo y con Orge desde la redacción de la revista THC.
Antes del final también compartieron el aire cuinezco Nico Landa (ex Auténtico Decadente) y Calcu, compañeros del rock de Cuino y amigos.

La perla esperada por todos fue la participación de AC, el Comandante Ranchito Dignidad, el salmón resucitado, Andrés Calamaro en charla intima con Radio Atomika y su compadre Scornik. Andrés habló desde la tranquilidad de su hogar sobre sus recientes giras por México y Colombia (lugar donde el Cuino pidió ser llevado alguna vez antes de morir para no volver más). Por primera vez en público Calamaro contó de que se trata el box antologhy Obras Incompletas. La conversa entre salmones estuvo matizada por el detalle under de las tarjetas telefónicas, las cuales hicieron poner al conductor como una verdadera Legrand del rock, parece que el espectáculo argentino descubre a una nueva diva: Marcelo Cuino Scornik, el "chiqui".
Antes de cerrar el circo, Marcelo dialogó con su hermana para darle un toque más familiar a la transmisión (si es que faltaba) y terminó dandole el “pase radial” a Hugo Lobo (Dancing Mood, Fabulosos Cadillacs), estrechando así una amistad con el mejor trompetista argentino como sólo Radio Atómika puede lograr.

Señoras y señores, compañeras y compañeros, salmones en general, Cuino volvió por unas horas a la casa Atómika y dejó sin lugar a dudad mucha letra para cantar.